Uruguay 1930 Organizaciòn



El nacimiento de la Copa del Mundo

El Campeonato Mundial de Futbol fuè el resultado del creciente interès por el futbol en los Juegos Olìmpicos.

La afluencia de pùblico a los estadios y el impacto que tuvieron las selecciones de Uruguay y Argentina, mostrando otro estilo de juego, llevaron a los miembros de la F.I.F.A., a retomar con mas fuerza la idea de organizar un torneo para profesionales.

Habìa numerosos proyectos de organizaciòn en los escritorios de la Federaciòn presidida por el francès Jules Rimet por lo que la elecciòn no serìa sencilla.

La decisiòn final tuvo que tomar en cuenta los resultados deportivos y las condiciones de organizaciòn. Fuè justamente esto lo que determinò que Uruguay, flamante bicampeòn olìmpico y paìs que conmemoraba cien años de independencia se alzara con la designaciòn.

El pueblo uruguayo, representado por su gobierno acogiò con entusiasmo la designaciòn, concientes del privilegio que suponìa inaugurar un hito en el balonpiè mundial, Ellos absorverìan los gastos de todas las delegaciones participantes y por si fuera poco, se comprometìan a construir un estadio monumental para la ocasiòn.

[sam_pro id=”0_3″ codes=”true”]Asì, en un tiempo rècord de 6 meses, a pesar de las lluvias que retrasaron las obras, el Estadio Centenario de Montevideo albergò la mayor parte de la competencia.

Todo el torneo se jugò en una sola sede, la Capital de la Repùblica, alternàndose al inicio del mismo algunos encuentros en el campo Pocitos del Peñarol y en el Parque Central, del Nacional uruguayo.

Los organizadores enviaron invitaciones a todos los rincones del mundo, esperando con ansiedad la lluvia de inscripciones al torneo. Pronto una oscura nube se cernirìa sobre los organizadores. El primero en rechazar la invitaciòn fuè la Gran bretaña, quienes alegaban que su torneo profesional era mas importante que el torneo internacional.

Se dice que realmente los ingleses se hallaban dolidos por no haber sido considerados sede al ser ellos quienes habìan reglamentado el juego.Esta serìa solo una de las primeras ausencias.

Galerìa: Montevideo en 1930 

[sam_pro id=”0_5″ codes=”true”]

Más sobre la Copa del Mundo Uruguay 1930