Uruguay 1930 – Los expertos opinan



Los periodistas y el pùblico lanzaron ràpidamente sus doctas opiniones.

Definitivamente todos coincidìan en una final Uruguay frente a Argentina, pero existìan opiniones divididas en cuanto a los demàs participantes a la Copa del Mundo.

Se pensaba que debìan avanzar a semifinales Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. Este ùltimo habìa sido subcampeòn de la Copa Amèrica y su ùnico rival serio lo representaba Estados Unidos.

Defnitivamente no se les daba ninguna posibilidad, ni siquiera de anotar un gol a Mèxico y Bolivia. De los europeos, Francia era el mejor valorado y no se esperaba mucho de Yugoslavia y Rumania. Bèlgica podrìa ser de peligro, pero nadie sabìa que nivel tenìan sus jugadores desde el oro olìmpico de 1920 logrado en casa.

Lo que si llovieron fueron crìticas cruzadas. Los americanos atacaban mediante la prensa, cada vez que habìa ocasiòn, el incomprensible desaire de los europeos.

[sam_pro id=”0_3″ codes=”true”]

Si Uruguay habìa competido en sus campos y los habìa vencido a todos, no se entendìa esa descortesìa de los que decìan tener un mejor futbol.

Por otro lado, la poca prensa europea se quejaba de todo. Que si el estadio iba tan atrasado que no podrìa jugarse ahì en seis meses, que si la ciudad les era desagradable (cosa extraña ya que Montevideo era ya una metròpoli muy a la europea).

Tambien señalaban cada error de organizaciòn. En fin, era una verdadera batalla de ambos lados.

A tal grado llegarìan las cosas, que los paìses americanos se reunieron para crear una Confederaciòn Panamericana que celebrarìa torneos continentales dejando fuera a los europeos. Vientos de tempestad sin duda.

El gran escenario aún no estaba listo: Estadio Centenario de Montevideo.

[sam_pro id=”0_5″ codes=”true”]

Arrancaba la Copa del Mundo